10 cosas que debemos empezar a hacer para detener el Alzheimer antes de que empiece

La demencia es un término que designa un conjunto de síntomas que son causados por trastornos que afectan al cerebro. Estos síntomas suelen ser pérdida de memoria, dificultades para pensar, solucionar problemas, hablar… El alzheimer es la enfermedad más común que causa la demencia, aunque hay otras causas.

No todos los tipos de demencia se pueden atribuir a la predisposición genética. Muchos se deben a factores ambientales, fisiológicos o de estilo de vida.

Fresnel / Shutterstock

Factores de riesgo

Hay dos tipos de factores de riesgo: modificables y no modificables. Nos vamos a centrar en las modificables, que son sobre las que podemos actuar.

  • Mala alimentación y deficiencia de vitaminas
  • Uso de ciertos medicamentos
  • Función de la glándula tiroidea alterada
  • Riesgos cardiovasculares
  • Fumar
  • Baja actividad física
  • Consumo de alcohol
  • Golpes en la cabeza

10 formas de ayudar a reducir el riesgo de demencia

1- Actividad física

{keyword}
Pexels

Poner tu sangre en movimiento y tu corazón a bombear regularmente es una de las maneras más eficaces para fortalecer el sistema vascular. Treinta minutos de actividad moderada al día es suficiente para obtener beneficios.

2- Vitamina B

{keyword}
Flickr

Las vitaminas B son cofactores en muchos procesos celulares. La vitamina B12, B6 y el ácido fólico son muy útiles en la reducción de los niveles de una molécula llamada homocisteína (HC), que daña el sistema vascular y contribuye a desarrollar enfermedades del corazón, derrames cerebrales y otros problemas vasculares.

3- Aceite de pescado

{keyword}
Pixnio

El ácido decosahexaenoico (DHA) es una de las principales grasas en el aceite de pescado. Los niveles más bajos de DHA se asocian al deterioro cognitivo. Tomar aceite de pescado es más eficaz en las primeras etapas de la demencia o incluso antes de mostrar signos para ayudar a la prevención.

4- Vitamina D

Evan Lorne / Shutterstock

Se ha demostrado una relación entre los bajos niveles de vitamina D y el deterioro cognitivo que conduce a la demencia. La vitamina D tiene un efecto protector contra los procesos que conducen a la demencia y a la enfermedad del alzheimer.

5- Medicación anticolinérgica

{keyword}
Wikimedia

Muchos medicamentos, tanto recetados como de venta libre, como las pastillas para dormir, los medicamentos para el corazón, los antidepresivos y los medicamentos para la alergia producen una actividad anticolinérgica en el cuerpo. Se ha demostrado que a largo plazo altas dosis de anticolinérgico se asocian a un mayor riesgo de demencia.

6- Mantener la presión arterial, el colesterol, la glucemia y el peso dentro de los rangos recomendados

{keyword}
Wikimedia

Todas estas medidas de salud cardiovascular y metabólica son algunos de los indicadores más importantes de la demencia. Estas son las grandes categorías que afectan al riesgo no sólo de la demencia, también de enfermedades del corazón, derrames cerebrales y otras enfermedades, por lo que es muy importante controlarlos.

7- Protección contra lesiones en la cabeza

{keyword}
media.defense

Una conmoción cerebral puede provocar un daño que favorezca la demencia. Ten mucho cuidado en protegerla y evitar conmociones sucesivas.

8- Relaciónate socialmente e interactúa con otros regularmente

Monkey Business Images / Shutterstock

Interactuar regularmente con los demás puede proteger contra los efectos adversos del aislamiento y la soledad. Combina esto con actividad física o contacto con la naturaleza para obtener un beneficio extra.

9- Consumo de alcohol o tabaco

Pexels

El daño causado por el tabaco y la excesiva ingesta de alcohol lleva a muchos procesos de enfermedades crónicas. Los fumadores diarios tienen un 45% más de probabilidades de desarrollar Alzheimer. Sin embargo, los que consumen alcohol moderadamente (1-6 bebidas a la semana) tienen menor riesgo de desarrollar demencia.  Si el consumo es más alto, el riesgo aumenta.

10- Pon a prueba tu cerebro

{keyword}
Pexels

Aprende un nuevo idioma, haz crucigramas, sopas de letras… Esto es realmente preventivo. Los estudios demuestran que ser bilingüe, por ejemplo, retrasa casi 5 años los síntomas de la demencia.

Estas son solo algunas maneras de ayudar a proteger tu cerebro de la demencia.

¿Sufres algún síntoma de demencia? ¿Sigues algunos de estos consejos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: Ocskay Bence / Shutterstock
Fuente: theheartysoul

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?