Cómo ayudar a alguien que sufre depresión de la manera correcta

Antes de comenzar a explicar cómo ayudar a alguien que sufre depresión, es importante aclarar ciertos términos.

La depresión es una enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

Shutterstock Pressmaster

Cualquier persona puede sentirse triste durante un periodo de tiempo, bien por estar pasando por una mala racha laboral o bien por la pérdida de un familiar entre muchas otras razones. El hecho de que una persona se sienta triste no significa que sufra una depresión.

La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren en la vida diaria durante un período largo de tiempo que puede durar meses e incluso años.

Shutterstock SHYPULIA TATSIANA

Los síntomas más comunes de la depresión son:

  • Tristeza profunda
  • Alteraciones en el sueño
  • Baja autoestima
  • Ira
  • Pérdida de apetito
  • Frustración
  • Pérdida de ganas de vivir
  • Pérdida de interés por las actividades que antes realizaba
  • Dificultad para concentrarse
  • Repentino aumento o disminución de peso

Como hemos mencionado anteriormente, cualquier persona puede experimentar estos síntomas sin sufrir necesariamente una depresión, pero si perduran un largo periodo de tiempo, el afectado necesitará acudir al médico para recibir tratamiento.

Shutterstock Stock-Asso

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

1- Ayúdale a aceptarlo

La aceptación siempre es el primer paso hacia la recuperación. Esa persona debe aceptar que tiene una enfermedad y que debe recibir tratamiento clínico para recuperarse. Recuérdale siempre que no es culpa suya y que le puede pasar a cualquier persona.

2- Anímale a recibir tratamiento médico

Es importante que sepan que tienen una enfermedad que requiere tratamiento. Recuérdale que esos sentimientos son transitorios y que, con el tratamiento adecuado, se podrá recuperar por completo. Asistir a terapia no solucionará su caso de la noche a la mañana, pero es un gran paso en su recuperación.

Shutterstock Africa Studio

3- Apóyale durante todo el proceso

Hazle saber que estás y estarás ahí siempre que te necesite. Acompáñale a las terapias, ve con él al médico, invítale a salir a tomar algo para que se despeje, etc. Anímale a seguir asistiendo a terapia y a continuar con su tratamiento. Intenta que siempre tenga presente que su enfermedad es como cualquier otra enfermedad y que, al igual que cuando uno tiene gripe debe tomar antibióticos, él también debe seguir con su tratamiento.

4- Habla con él/ella sobre el tema pero respetando su silencio

No evites el tema, en muchas ocasiones solo necesitan hablar y desahogarse. Trata de hacerle ver que puede confiar en ti y que puede contarte lo que quiera. Aún así, respeta siempre su silencio, si le sacas el tema y prefiere no hablar, no le insistas.

Shutterstock wavebreakmedia

5- Interésate por mantener la relación pero no le agobies

Mantén el contacto con él, llámale, visítale e intenta quedar con él, muéstrale que te interesas por él pero no le agobies. No debe sentir que la relación es forzada ni que lo haces porque sientes “pena” por él.

6- Ayúdale a establecer objetivos fáciles de alcanzar

En muchas ocasiones, estas personas caen en depresión porque se marcan objetivos demasiado difíciles de alcanzar y al no conseguirlos se agobian y comienzan a pensar que no son capaces de nada. Ayúdale a establecer objetivos alcanzables para que poco a poco vean que pueden lograrlo. En ocasiones, pueden llegar a estar tan mal que su objetivo podría ser simplemente lograr salir de la cama. En una enfermedad así hay que dar pasitos muy cortitos pero bien asentados.

Shutterstock Tam Patra

7- Distráele de sus pensamientos

Prueba a realizar con él las actividades que tanto le solían gustar. A veces algo tan insignificante como ver una película o ir a tomar un helado en buena compañía puede ser mucho más efectivo que cualquier tratamiento. Recuerda no presionarle, si no tiene ganas de hacer nada, no le fuerces.

8- Ten cuidado con lo que le dices

Debes evitar frases como “alegra esa cara”, “venga, que no es para tanto” o “pon más de tu parte”. Ten siempre presente que tiene una enfermedad, no está en esa situación por gusto. Una persona con depresión no puede curarse porque tú se lo pidas, al igual que una persona con fiebre no puede dejar de tenerla porque le digas que ponga de su parte.

Shutterstock Dragana Gordic

9- Infórmate a cerca del tema

Lee mucho a cerca de la depresión, hay muchos libros que pueden resultarte muy útiles para saber cómo tratarle. Estar informado es esencial para saber cómo debes comportarte en determinadas ocasiones.

10- Ten paciencia

Recuperarse de una depresión es un proceso largo y puede dejarte sin energía. Intenta mantenerle motivado y motívate tu mismo. Tarde o temprano saldréis de este bache, cada día estaréis más cerca de superarlo juntos.

¡Comparte este artículo con todos tus amigos para que sepan cómo tratar a esa persona que sufre depresión!

Fuente: Health

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?